Escolasticado

     Plan Ruta

landing-red-circle
+ Plan Ruta

El Distrito Lasallista de Bogotá entiende la Pastoral Vocacional como la acción de la Comunidad cristiana a favor de las vocaciones en la Iglesia que, en nuestro caso, incluye la promoción a todos los lasallistas. Como Congregación Religiosa existe la conciencia de que todos los hombres están llamados a la santidad, merced a lo cual, la evangelización y la educación de la fe, ayuda a los jóvenes y adultos a encontrar su vocación.  

 

Para ello, y en concreto para los jóvenes que manifiestan de manera explícita su intención de pertenecer al Instituto la pastoral vocacional establece un Proceso de acompañamiento y discernimiento personal y comunitario. 

IMG_6326

El Distrito Lasallista de Bogotá hace más de dos décadas asumió la figura del proceso vocacional, como la de una ruta en la que se avanza para construir una opción de vida y de seguimiento de Jesucristo como Hermano de las Escuelas Cristianas. 


Esta figura ha permitido dar forma a medios y estrategias de promoción y acompañamiento vocacional que favorecen un sano y sistemático discernimiento. Al nominar nuestro proceso vocacional como “Plan Ruta” se genera la construcción de un lenguaje común a nivel distrital y se establece una cultura alrededor de la figura de quien emprende un viaje para encontrar respuestas y opciones de sentido. En el plan Ruta, las personas que se encuentran en discernimiento vocacional, se les conoce como “ruteros”. Es decir, aquellos que van de camino, respondiendo al llamado evangélico de “Ven y verás”.

landing-red-circle

El plan Ruta es un lenguaje experiencial que busca ser cercano y de fácil comprensión para llegar a tocar y mover los corazones de jóvenes y adultos con la propuesta de un proyecto de vida religiosa consagrada vivido en comunidad. 

 

Es también, con la madurez humana necesaria, un continuo descubrir, en el ejercicio pleno de la libertad, del llamado de Dios.  En el Plan Ruta, el candidato (rutero) no está llamado a ser únicamente Hermano, sino a ser feliz, viviendo su vocación de hijo de Dios donde el ser Hermano es un camino por el que puede optar.

landing-red-circle

El trayecto Plan Ruta está estructurado en cuatro tramos, tres de ellos asumidos según la propuesta de la guía de formación del Instituto como etapas de la dinámica vocacional: 

Suscitar, acompañar y Discernir, y el otro fruto de la reflexión y la necesidad propia de la acción Distrital, Decidir. 

 

Este trayecto vocacional no se focaliza a una etapa del año, sino que se ubica entendiendo la dinámica de la persona. (No es cronológica – es un proceso en espiral). Dentro de esta dinámica el discernimiento es constante en un universo de opciones y debe haber con rigor un acompañamiento en el proceso.

 

SUSCITAR
+ La vocación ha de Suscitarse

Es el momento para reconocer la vocación como un llamado-respuesta y se suscita la vocación del Hermano de La Salle.

ACOMPAÑAR
+ La vocación ha de ser Acompañada

Momento en que el joven vocacional conoce los elementos básicos del carisma y del estilo de vida de los Hermanos de las Escuelas Cristianas (Hermanos de la Salle). Allí un Hermano estará constantemente en diálogo y acompañamiento.

DISCERNIR
+ La vocación ha de ser Discernida

Momento en el que se le brinda al joven vocacional las herramientas necesarias para que pueda realizar un discernimiento de su proyecto de vida de cara a la vocación de Hermano de las Escuelas Cristianas.

DECIDIR
+ La vocación ha de ser Decidida

Es el momento en que se acompaña al joven y a su familia en torno a la decisión de ingreso al proceso de formación inicial para ser Hermano de las Escuelas Cristianas.