Noviciado

     Noviciado 

landing-red-circle

El noviciado es la experiencia privilegiada de iniciación a la vida religiosa del Hermano. En clima de profundo respeto al ritmo de cada cual, los animadores de la formación invitan a los novicios a adquirir progresivamente la actitud espiritual básica del discípulo de San Juan Bautista de La Salle: la entrega a Dios, siguiendo a Cristo, en pro de un servicio comunitario de evangelización y de educación abierto a todos, pero dando la preferencia a los pobres y a los jóvenes. (R. 92).

En el Distrito Lasallista de Bogotá participa del Noviciado Interdistrital “Santisima Trinidad” ubicado en Porto Alegre, Brasil. Allí comparten con los Distritos Argentina-Paraguay, Brasil-Chile, Bolivia-Perú y Norandino.
En este trayecto el novicio:

Conoce la naturaleza, la finalidad y la historia de la vida religiosa.

Integra debidamente la vocación original del Hermano en la historia de la salvación, en el servicio a la Iglesia y en la complementariedad de las vocaciones Lasallistas.

Inicia el encuentro más personal con Jesucristo

Se forma en la oración, la ascesis y el apostolado, teniendo en cuenta las aportaciones bíblicas, litúrgicas, catequísticas, teológicas y pastorales.

Conoce la vida del hermano mediante el estudio del Instituto y su misión, la iniciación en su doctrina y, muy particularmente, en la inspiración fundamental de San Juan Bautista de La Salle.

Desarrolla una actitud positiva hacia las diferentes culturas y se informa de las diversas experiencias de inculturación del Evangelio.